Los centros de esquí de la región presentaron sus protocolos tras consultas con especialistas y aguardan el visto bueno de las autoridades. Aunque no hay certezas sobre si podrán abrir en la temporada invernal, apuestan a una flexibilización progresiva de la actividad.

Las medidas de prevención establecen tres metros de distancia entre vehículos en el estacionamiento, controles de temperatura y consulta sobre síntomas en los accesos. Proponen evitar las filas y que haya un metro y medio de distancia entre personas cuando son inevitables e incentivar la venta online.

En cuanto a los medios de elevación, subirá un pasajero en las sillas dobles, dos en las cuádruples y uno en las telecabinas cerradas excepto grupos familiares o de amigos. Habrá un metro y medio de distancia entre esquiadores en las magic carpets (cintas transportadoras).

Más información: https://www.rionegro.com.ar/asi-sera-ir-a-esquiar-tapabocas-control-de-temperatura-y-equipos-desinfectados-1381466/